Estreñimiento.

El estreñimiento consiste en deposiciones difíciles o poco frecuentes, heces duras o una sensación de que el recto no está completamente vacío después de una evacuación intestinal

  • Puede ser agudo o crónico.
    1. Agudo se inicia de forma repentina y manifiesta.
    2. Crónico puede comenzar de modo gradual y persistir durante meses o
    años.
  • Las complicaciones del estreñimiento son:
    1. Hemorroides
    2. Prolapso rectal
    3. Fisura anal
    4. Enfermedad diverticular
    5. Retención fecal
  • Las causas más frecuentes son:

1. Cambios en la dieta (por ejemplo, disminución de la ingesta de líquidos,
dieta baja en fibra y/o consumo de alimentos que producen estreñimiento)
2. Consumo de fármacos que ralentizan la evacuación (hierro. Opiáceos)
3. Defecación desordenada
4. Síndrome del intestino irritable con predominio del estreñimiento (SII)
5. Uso excesivo de laxantes

  • En las personas con estreñimiento, determinados síntomas y características son motivo de preocupación. Estos incluyen:

1. Abdomen hinchado, distendido
2. Vómitos

3. Sangre en las heces

4. Pérdida de peso
5. En los ancianos, estreñimiento grave de nueva aparición o que empeora.

  • Tratamiento

La mejor manera de prevenir el estreñimiento consiste en la combinación de actividad
física, dieta rica en fibra y consumo suficiente de líquidos.

Cuando se prescribe un fármaco que puede provocar estreñimiento y la persona está en reposo en cama, se suele administrar un laxante y recomendar una dieta rica en fibra y un aumento de la ingesta de líquidos, en lugar de esperar a que el estreñimiento evolucione.

  • Existen tres enfoques para el tratamiento del estreñimiento:
    1. Dieta y estilo de vida
    2. Laxantes (Formadores de masa, Emolientes, Agentes osmóticos, Estimulantes)
    3. Enemas

Hay que ser cautelosos con el uso de laxantes, supositorios y enemas, ya que pueden causar diarrea, deshidratación, cólicos y dependencia de los laxantes. Las personas con dolor abdominal repentino de causa desconocida, trastornos inflamatorios del intestino, obstrucción intestinal, sangrado gastrointestinal o retención fecal no deben usar laxantes o enemas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *